El Transiberiano

- Por las vías del tren

Nuestra vida es un constante viaje, desde el nacimiento hasta la muerte. El paisaje varía, la gente cambia, las necesidades se transforman, pero el tren sigue adelante. La vida es el tren, no la estación.


 

EL TRANSIBERIANO

Viajar en el Transiberiano es cruzar miles de kilómetros del mundo en una leyenda. Es un vehículo que te lleva a lo largo de una faceta intensa del planeta. La tierra de la Iglesia Ortodoxa, la del régimen comunista más poderoso de la historia y la de los ostentosos palacios; la de los zares y los reyes, la del ballet y la música clásica sonando en teatros colmados de gente, la de los pueblos suspendidos en un tiempo ancestral.

En Rusia vas a descubrir tramo a  tramo los contrastes de la nación más extensa del mundo, que sobrevivió siglos sin un medio de comunicación efectivo. En el presente el ferrocarril une la vida y la historia de tres países; vos podrás atravesar 6 husos horarios, ciudades de un pasado inmemorial, lagos de azul brillante, bosques espesos, montañas desiertas y la gélida Siberia. En Mongolia llegarás a la tierra del personaje del milenio: El temerario Gengis Kahn. Vas a alucinar en el país de las tribus nómadas y sus míticos arqueros, y a admirar el vigor de los caballos mongoles. El viaje se corona llevándote hasta la más colosal de las maravillas del mundo: La Gran Muralla. China te deslumbrará con la Ciudad Perdida y su insólita gastronomía.

Al mirar por la ventana vas a sentir a la velocidad diciéndote que la libertad es un tren, vas a encontrarte con los personajes más singulares, vas a estar personalmente en los escenarios de las historias más impresionantes, vas a experimentar una jornada de lujo hacia lo exótico: vas a volver distinto.


Quiero que me asesoren
* Requerido

©Copyright 2017 - Travel Wise -Todos los derechos reservados - Legajo 16791

Contextus - Especialistas en Comercio Electrónico